domingo, abril 29, 2012

Muchas marchas, pocas protestas: ¿han olvidado los ciudadanos cómo protestar frente a los mandatarios?

Estos últimos meses en Madrid, y en toda España, se han visto muchas marchas, pero pocas protestas. Hoy ha sido la enésima marcha de los sindicatos contra los recortes del Gobierno de Rajoy. La amenaza del Estado de Bienestar es la preocupación de los sindicatos, los partidos y gran parte de la ciudadanía. Sin embargo, la marcha se transforma en una forma muy aburrida de manifestarse cuando sólo es caminar unas pocas calles y escuchar los discursos de siempre. ¡No hay ningún gesto de protesta! La policía no se inquieta, los comercios no cierran, el tránsito no se detiene. ¡Rajoy estaba cerrando el Congreso del PP de Madrid y felicitando a Esperanza Aguirre a la misma hora que Toxo y Cándido le hablaban a su séquito en la Puerta del Sol!
En estas condiciones no logro entender cómo ningún asesor de los sindicatos o de los partidos les explica porque los movimientos como el 15M logran mayor y más entusiasta convocatoria: ¡Porque son atractivos! 
¿Han olvidado los sindicatos y los partidos de izquierda cómo protestar frente a los mandatarios? ¿Han olvidado cómo cantar, gritar, saltar, reírse del dominador? Hoy apenas se escuchaba algún grito extraviado que casi no obtenía respuesta. El promedio de edad fue más bien elevado para una marcha, en torno a los 40. No había chistes, ni muñecos, disfraces, cantantes o cualquier otra manifestación espontánea de la alegría de la lucha social. No parecía una protesta social, más bien parecía una marcha burocrática, un requisito a cumplir, un sello en el formulario de la negociación.
Hay muchas formas de generar pasión en un movimiento de lucha social y está claro que hoy no se ha visto ninguna de ellas. Me queda la duda: ¿No saben o no quieren?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario