miércoles, octubre 05, 2005

¿La Vida es Sueño?

Anoche me volvió a vencer el sueño. Me resistí pero perdí. No pude trabajar. Caí vencido. Mala cosa. Cuando el sueño te vence dejas de ser productivo.
Dicen que Napoleón dedicaba sólo 4 horas al sueño y, el resto del tiempo, a conquistar el mundo.
Es que los poderosos no sueñan, actúan. Por eso, si quieres caminar por los pasillos del poder, no sueñes. El sueño es enemigo del poder. Bien lo supo Martin Luther King, a quien mataron por tener un sueño.
Y tú, ¿has visto a nuestros líderes soñar?
No, porque sin sueño no te descuidas, no sufres, no mientes. Y sabes lo que viene mañana porque no hay sorpresas, no hay cambios. Los días son siempre iguales.
Definitivo. Calderon de la Barca fue un embaucador y mentiroso: La vida no es sueño, el sueño es la muerte, aunque te mueras sin soñar.
Sin embargo, a veces -como anoche- el sueño hace que sienta ganas de abandonarme a él, de seguir soñando. Y es porque me miente, porque me aleja del mundo real, porque me hace creer que puedo volar, que todo puede ser mejor.
Aunque despierto sepa siempre que la vida no es un sueño.

1 comentario:

  1. Hay estados de ebriedad que aparecen y nos dejan palabras que a veces no nos hacen más felices, pero reconfortan.

    Alivian la soledad, consuelan la desesperanza...pero, esta la vida que tenemos y creo que hay que soñarla.

    ResponderEliminar